Entradas recientes

EPM pone en operación la nueva bocatoma La Bocana, que beneficia a habitantes de Medellín

• La bocatoma es el punto donde se capta el agua de la fuente natural para llevarla hasta la planta de tratamiento y luego distribuirla a la comunidad


Después de 20 meses de labores y alrededor de 900 millones de pesos de inversión, se hace realidad el proyecto La Bocana, la nueva bocatoma que con su entrada en operación disminuye en un 95% la probabilidad de interrupciones del servicio de acueducto en sectores del centro-oriente de Medellín, debido a la reducción del caudal en la quebrada Santa Elena.


Jorge Andrés Carrillo Cardoso, gerente general de EPM, indicó que “el inicio de operación de esta nueva infraestructura de acueducto, que beneficia a 6.170 habitantes del centro-oriente de Medellín, materializa nuestro compromiso con la comunidad y la responsabilidad de abordar los retos técnicos que sean necesarios para entregar agua potable en condiciones de calidad, continuidad y cobertura”.


La planta de potabilización La Cascada tiene una capacidad de 100 litros de agua apta para el consumo humano por segundo y abastece de agua potable a los barrios: Ocho de Marzo, Juan Pablo II, San Antonio, Villa Turbay, Villatina, La Sierra, Villa Lilliam, Santa Lucía-Las Estancias, Las Estancias y Barrios de Jesús, de la comuna 8 de Medellín.







La quebrada Santa Elena ha sido históricamente la fuente para la captación de agua que se potabiliza en La Cascada, y durante los períodos secos que vive la ciudad, el caudal de la quebrada puede disminuir hasta en un 70%. Este hecho ha provocado que durante las temporadas secas de los últimos años sea inevitable realizar interrupciones del servicio de acueducto en los diez barrios que reciben el agua de esta planta, con todos los inconvenientes que ello genera para los hogares y comercios de la zona. A modo de ejemplo, durante 2020 fue necesario interrumpir en 11 ocasiones el servicio de acueducto en estos sectores, debido a la reducción del caudal de la quebrada Santa Elena.


Una solución pensada en el bienestar de la gente

Esta situación hizo evidente la necesidad de buscar otra fuente de agua para el proceso de potabilización en la planta La Cascada. Después de los análisis técnicos correspondientes, se encontró que la quebrada La Bocana, ubicada en inmediaciones del corregimiento de Santa Elena, puede proveer entre 30 y 40 litros de agua cruda por

segundo, así que EPM desarrolló la infraestructura necesaria para la captación y el transporte del líquido vital hasta la planta La Cascada.


Avance en la interconexión Santa Elena-La Cascada

Con el mismo objetivo de la nueva bocatoma La Bocana, EPM adelanta el proyecto Interconexión Santa Elena-La Cascada, otra apuesta de la Empresa para la construcción de nueva infraestructura que aporte al mejoramiento de los indicadores de disponibilidad del servicio de acueducto en el centro-oriente de Medellín.


El proyecto avanza en un 86% con sus etapas uno y dos. En la primera etapa se construyeron 2,1 kilómetros de red primaria y se adelantaron trabajos que permitirán invertir el flujo de agua desde La UVA La Libertad hasta la planta de tratamiento La Cascada, a modo de conducción e impulsión. Actualmente, se están haciendo las obras de urbanismo en las escaleras del barrio La Sierra y en la caseta de la UVA La Libertad.


En la segunda etapa se trabaja para completar la infraestructura con 1,4 kilómetros más de red de acueducto, válvulas y empalmes en los barrios Villa Turbay, Villatina, La Sierra y Villa Liliam. La intervención espera finalizar en diciembre de 2021 y entrar en operación en el primer trimestre de 2022.


Con estas obras, EPM aporta al bienestar de 300 mil personas de Medellín con agua de calidad y continuidad en el servicio de acueducto, en ese propósito superior de contribuir a la armonía de la vida para un mundo mejor.

Publicidad 

Archivo