top of page
  • Canal Zona 6 Tv

El buen paso de los voceros comunitarios de EPM en el Bajo Cauca

La estrategia que agrupa a más de 80 líderes cumple cuatro años y deja aprendizajes sobre la construcción de confianza entre la empresa y las comunidades. Hablan las protagonistas.


Cuando Delis López empezó a trabajar como vocera comunitaria, en Caucasia, portar el chaleco alusivo a la empresa era una especie de vergüenza con la que ella y sus compañeros cargaban a cuestas. Era 2019 y la contingencia de Hidroituango había caldeado los ánimos entre EPM y varias comunidades aguas abajo.


“Mucha gente nos decía que la empresa nos había comprado y que éramos unos

vendidos. Asistíamos a las reuniones con el chaleco, pero apenas podíamos nos lo

quitábamos y lo guardábamos. Vivíamos con ese temor. Ahora somos reconocidos,

lo portamos con orgullo, y esa legitimidad nos da garantía de que podemos entrar a

cualquier barrio de la mancha de inundación y la gente nos va a recibir bien”,

explica.



Delis López Garay es socióloga y coordina los 17 voceros comunitarios de Caucasia y los 13 de Nechí. Los voceros son líderes con arraigo en el territorio que sirven de

puente entre EPM y las comunidades. Reciben formación en gestión del riesgo y

comunicación asertiva. La estrategia es operada por la empresa Desmarginalizar y

funciona desde 2019 en Valdivia, Tarazá, Cáceres, Caucasia y Nechí. En junio de

2023 se extendió por un año más.


“Surgió la necesidad de establecer un canal de comunicación en doble vía entre las

comunidades y EPM. Trabajamos con pescadores, presidentes de juntas, líderes

juveniles. Tenemos una gama amplia de liderazgos que nos permiten generar

confianza en el territorio porque todos son de la zona y garantizamos que bajamos

la información de la empresa por medio de reuniones, llamadas, chats. Igual pasa

con las quejas o inquietudes de la gente respecto a Hidroituango o a temas

asociados a proyectos o servicios públicos”, explica la coordinadora.



Ese mismo rol, pero en Cáceres lo cumple la abogada Carolina González. La coordinadora también fue pionera del programa en 2019 y ha visto cómo ha cambiado la percepción en los barrios y veredas sobre Hidroituango y los servicios

públicos que presta EPM:


“El contacto con las comunidades es permanente y muy enriquecedor. Para nosotros como nativos del municipio es muy valioso que haya apuestas para que la

información llegue a todos los rincones. A nivel personal ha sido un crecimiento

enorme porque uno conoce las diferentes problemáticas sociales de Cáceres y

construye esa confianza que es clave para que pueda haber comunicación en doble

vía”, cuenta.


Brazos y pies de EPM en Bajo Cauca

Claudia Tafur Morera, profesional social y ambiental de EPM, amplía que esta estrategia hace parte de la línea social del Plan de Acción Específico que surgió a raíz de la contingencia. Fue una apuesta por mejorar la comunicación en los municipios aguas abajo y entender mejor las necesidades de la gente.


“Para EPM no era tan fácil entrar a los barrios y veredas en el Bajo Cauca. Son 80

voceros comunitarios y ellos son nuestros brazos y pies en los territorios porque

semanalmente son los que bajan la información de manera muy pedagógica, muy

coquito. Nos alertan de rumores o cadenas que desinforman y saben de rutas de

evacuación y gestión del riesgo. La gente reconoce esas acciones de los voceros.


Esto hace parte de un plan mucho más grande, pero de una u otra forma hace que

las comunidades tengan una mirada diferente de la empresa”.

Comments


Publicidad 

Entradas recientes
bottom of page