top of page
  • Canal Zona 6 Tv

El plan anticorrupción de EPM en 2023 y el papel de la ciudadanía para cuidar los bienes públicos

El canal de denuncias Contacto transparente es una de las estrategias de EPM para evitar actos de corrupción. Aquí le contamos cómo ayudar a cuidar los recursos de todos.


Para Antonio Guterres, secretario general de la ONU, la corrupción “es criminal e inmoral y representa la máxima traición a la confianza pública”. Para el papa Francisco es la “gangrena de los pueblos”. Muchos intelectuales y líderes mundiales conceptúan sobre este delito y sobre los efectos que tiene en los recursos públicos y en la calidad de vida, sobre todo, de los más vulnerables.


Transparencia Internacional, organización no gubernamental con alcance global, se dedica a combatir la corrupción y la explica como “el abuso de posiciones de poder o de confianza para el beneficio particular en detrimento del interés colectivo”. También la clasifica desde 1995: en el más reciente Índice de Percepción de la Corrupción ubicó a Colombia en el puesto 91 entre 180 países, en un listado que lidera Dinamarca como el país más sólido a la hora de combatir la corrupción y que tiene a Somalia como colero del ranking.


Volvamos a EPM. Gabriel Marcelo Calderón hace parte de la Unidad de Cumplimiento, adscrita a la Vicepresidencia de Riesgos. Desde esa dependencia identifican riesgos de fraude, corrupción y soborno dentro de la compañía. Con base en esos riesgos, cada año se construye una ruta de trabajo y se trazan estrategias para proteger los recursos públicos.



Ese Plan anticorrupción y de atención al ciudadano es una obligación contemplada en el artículo 73 de la Ley 1474 de 2011, que habla sobre medidas administrativas para la lucha contra la corrupción: “Cada entidad del orden nacional, departamental y municipal, cualquiera que sea su régimen de contratación, deberá implementar Programas de Transparencia y Ética Pública con el fin de promover la cultura de la legalidad e identificar, medir, controlar y monitorear constantemente el riesgo de corrupción en el desarrollo de su misionalidad”.


En palabras de Calderón, el Plan, que nace de un ejercicio de construcción colectiva y en el que participan diversos públicos de interés dentro de la empresa “es un instrumento de tipo preventivo para el control de la gestión pública”. El de EPM este 2023 tiene seis componentes cada uno con sus actividades, productos y responsables:


1.Gestión del Riesgo de Corrupción

2. Estrategia de racionalización de trámites

3. Rendición de cuentas

4. Atención al ciudadano

5. Transparencia y acceso de la Información

6. Actividades adicionales


Aunque son decenas de actividades y tareas, algunas para destacar incluidas en el Plan tienen que ver con compartir el mapa de riesgos de la empresa, mantener la página web actualizada, hacer seguimiento a las PQRS y monitorear los indicadores, publicar en redes sociales avances de las obras públicas y de los proyectos estratégicos, y realizar ruedas de prensa que den cuenta de los resultados de EPM.


El papel de la ciudadanía y los canales para denunciar


Hasta aquí lo normativo y lo más técnico del plan, pero, ¿qué papel juega la ciudadanía en la lucha contra la corrupción?




Juan Vélez es investigador de la Corporación Región y hace parte del proyecto Hacia un ejercicio del poder más transparente y responsable, implementado por esa organización, en alianza con Transparencia por Colombia. Vélez opina que una ciudadanía activa, informada y comprometida es clave para ayudar a cuidar los recursos públicos. También que la discusión sobre el tema debe darse todo el tiempo, no solo en épocas electorales:


“El rol de la ciudadanía inicia desde el conocimiento de los programas de gobierno que presentan las diferentes candidaturas, esto permitiría un voto más informado y más cualificado. Luego se requiere conocer el Plan de Desarrollo de cada municipio para saber sobre sus programas y proyectos, y las acciones planeadas por el gobierno para así poder ejercer de manera consciente y reflexiva un control y una veeduría individual o colectiva sobre dichos proyectos”.


Para Vélez, esas estrategias deben pasar también por promover los canales de denuncias, garantizar la confidencialidad de los mismos y por instar a una ciudadanía más activa y que se rija bajo criterios de ética y de legalidad:


“La denuncia posibilita visibilizar la corrupción, podría inclusive prevenir los hechos de corrupción, evitar la pérdida de recursos y disminuir las graves consecuencias que genera. Puede impedir también que un caso de corrupción progrese, logrando que se desarrollen las respectivas investigaciones por los entes de control responsables y de esta manera hacer seguimiento y exigir que las personas implicadas sean sancionadas”.



El canal autorizado para denuncias y reportes de irregularidades en EPM es Contacto transparente, un espacio pensado para que clientes, usuarios, empleados, proveedores, contratistas y socios. A la fecha el canal funciona de dos maneras: por la línea telefónica gratuita 01 8000 522 955 (de lunes a viernes entre las 7:30 a.m. y las 5:30 p.m.) y por el correo electrónico contactotransparente@epm.com.co.


Allí, en Contacto transparente, se pueden denunciar actos indebidos de funcionarios de EPM como apropiación indebida de activos, corrupción (sobornos, posibles conflictos de intereses, tráfico de influencias), sobrevaluación de activos, financiación del terrorismo y lavado de activos e incumplimiento de normas y políticas de la empresa, entre otros.


Comments


Eli pauta-03.jpg
300x300 (2).png

Publicidad 

Entradas recientes
bottom of page