Entradas recientes

Continental Towers deberá ser demolido

- El nuevo estudio actualiza el concepto que se tenía sobre el edificio del año 2013, en el que se recomendaba reforzar. Hoy esa ya no es una alternativa viable.


- La demolición podría realizarse entre 30 y 60 días.


- Los habitantes del edificio Interclub deberán mantenerse evacuados hasta que la estructura vecina sea demolida.




Durante sesión extraordinaria del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, y luego de analizar los resultados de los estudios realizados al edificio Continental Towers, se tomó la decisión de demoler la estructura que ha representado un riesgo para la población vecina de este sector de El Poblado.


En los estudios, realizados por la firma Castañeda Muñoz Ingeniería Civil S.A.S, se evidenció que la estructura está presentando demandas de fuerzas y desplazamientos que generan sobreesfuerzos en varios elementos de la edificación. Eventualmente, estas demandas podrían anticipar un colapso local y/o total de la misma.



El estudio detalló que la estructura se debe demoler porque “se han alcanzado límites donde no es seguro ni conveniente realizar un reforzamiento a la edificación, toda vez que no es posible garantizar que se cumplan a cabalidad requisitos de seguridad y funcionalidad asociados a un proceso de intervención estructural”.


Otro punto clave en el estudio es la recomendación de mantener la evacuación temporal para los habitantes de los 140 apartamentos del edificio Interclub, que había sido evacuado preventivamente. Esta evacuación se debe mantener hasta realizarse la demolición del edificio vecino que, según como avancen los procesos, tiene un tiempo estimado para realizarse entre 30 y 60 días.


Lo que sigue ahora es adelantar todos los trámites técnicos y administrativos para que el proceso de demolición se realice en el menor tiempo posible. Estos trámites incluyen gestiones con la IV Brigada del Ejército para los permisos necesarios en la utilización de los explosivos requeridos para esta labor.



Para el análisis, la firma encargada empleó planos y memorias de cálculo del diseño estructural del edificio, visitas e inspecciones en campo que permitieron identificar que varios elementos no estructurales como muros divisorios o de fachada que contribuían a la resistencia de cargas gravitacionales han sido sustraídos y/o dañados. Adicionalmente se contó con un análisis de verticalidad de la edificación para obtener los resultados.


De manera oportuna, la Administración Distrital declaró la calamidad pública para atender este caso. Entre las acciones que se han realizado se destacan los trabajos de estabilización que permitieron recopilar la información necesaria para los análisis estructurales y posibilitará emprender las acciones pertinentes para la demolición.

Publicidad