Entradas recientes

Ciudadanos que fueron habitantes de calle culminaron su resocialización y se graduaron como operador

Siete personas que fueron habitantes de calle y que ya terminaron su proceso de resocialización, cumplieron el sueño de graduarse como operadores terapéuticos, culminando con éxito un diplomado en el Instituto Pedagógico de Psicología ( IPSI), con duración de seis meses. Tras culminar estos estudios, cuentan con herramientas y conocimientos necesarios para desempeñarse como educadores y lograr sensibilizar a otras personas que actualmente se encuentran bajo la condición de habitante de calle para que mejoren su calidad de vida y realicen también el proceso de resocialización.




El proceso de resocialización hace parte del Sistema de Atención al Habitante de Calle Adulto, de la Alcaldía de Medellín. Actualmente este componente cuenta con 57 integrantes activos y durante este proceso tienen la oportunidad de capacitarse y acceder a diferentes opciones que les permitan tener un ingreso económico u oportunidad de estudio.

Los siete ciudadanos que han logrado graduarse, llevan varios años de esfuerzo para lograr la meta de transformar sus vidas. Previamente han culminado su bachillerato, han pasado por formación en habilidades para la vida y han recibido acompañamiento psicosocial. Todo esto, en aras de aprovechar una segunda oportunidad de reintegrarse con éxito a la sociedad y con el deseo de recuperar los lazos sociales, familiares, laborales y educativos que habían abandonado.


“Estamos felices por estas siete personas, no solo porque terminaron sus estudios de diplomado, sino también porque ahora están capacitados para trabajar por rescatar más vidas de ciudadanos que están en las calles”, manifestó la secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez.


Gracias a la estrategia de Retribución Social, que vincula dos días a la semana a las personas que se encuentran en el proceso de resocialización a talleres ocupacionales de jardinería, confecciones, madera y gestores de vida, todos pudieron asumir el costo total del diplomado, con recursos obtenidos a través de trabajo y ahorro. Sus hojas de vida fueron enviadas a distintos contratistas del Sistema de Atención al Habitante de Calle, para que puedan acceder al mundo laboral y continuar su proceso de autosostenimiento.


Ahora, ellos se convierten en un referente y un modelo para quienes están en las primeras etapas de sus procesos, para orientarlos en salud, atención a la farmacodependencia y motivación para que decidan resocializarse.


Información oficial Boletín Institucional


Archivo

Espacio para publicidad