Entradas recientes

Personas con discapacidades obtienen vinculación laboral

-218 personas en condiciones de vulnerabilidad iniciaron capacitaciones como requisito para acceder a empleos. -Ocho personas con discapacidad auditiva se vincularon al mercado laboral. -Se han gestionado 68 oportunidades de inclusión laboral para personas con discapacidad cognitiva o física.

En un mes de funcionamiento, la Escuela para la Inclusión muestra importantes avances que impactan, principalmente, a la población con discapacidad cognitiva o física. Actualmente se han vinculado laboralmente ocho personas con discapacidad auditiva en una empresa de productos dentales. La Escuela para la Inclusión, única en su género en todo el país, tiene como público objetivo a las poblaciones con discapacidad, víctimas del conflicto armado, ex habitantes de calle, personas en contexto de prostitución, indígenas y afrodescendientes, personas mayores y población LGTBI.

Estudiantes de la Escuela para la Inclusión se capacitan en artes y oficios. Foto: Manuela Montes
Desde el 13 de julio, que comenzó a funcionar la Escuela para la Inclusión, se han hecho dos convocatorias de personas con discapacidad para ocupar vacantes que se han gestionado. En total han sido capacitadas 218 personas y se han gestionado 68 oportunidades laborales: 50 personas ingresarán a una lavandería, 10 a una empresa de vigilancia; siete a una compañía de productos de belleza y una a una cadena de almacenes de grandes superficies. “Es muy reconfortante saber que hoy se vinculan laboralmente ocho personas con discapacidad auditiva, personas que estaban en sus casas, excluidas de toda oportunidad de empleo, marginadas, sin ningún proyecto de vida. Eso para nosotros es un gran logro”, dijo Luis Bernardo Vélez Montoya, secretario de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos. Una buena noticia Uno de los seleccionados para laborar en una empresa de productos dentales es Jhon Alexánder Hurtado Manco, quien manifestó que con la ayuda de una intérprete, fueron muchas las hojas de vida que hizo llegar a varias empresas, pero siempre fue rechazado. “Hasta que recibí una llamada de la Escuela para la Inclusión para iniciar un proceso de capacitación, que fue bastante interesante, muy positivo. Trabajando varias temáticas con nosotros y estando en este proceso tuve una muy buena noticia para laborar en una empresa, a pesar de mi discapacidad”, expresó, muy agradecido, Jhon Alexánder.
Archivo

Espacio para publicidad